Carta de vinos digital¿La carta de vinos, por favor? Suele ser de las primeras preguntas cuando nos atienden en un restaurante.

A no ser que lo tengas muy claro debido a un tesoro descubierto recientemente o a una recomendación que no puede fallar, elegir el vino que acompaña a la comida en un restaurante no es tarea despreciable.

¿Qué preguntas hacemos al sumiller?

¿Qué es lo que más nos interesa? ¿Qué van a pedir los demás? ¿Y si te traen todas las respuestas en una tablet, con test de afinidad incluido?

Ya es común que muchos restaurantes ofrezcan este servicio y varias las empresas que ofrecen este producto totalmente personalizado, incluyendo desde el diseño de la aplicación a la formación del equipo.

De hecho, hace más de 10 años que esta forma de presentar la carta de vinos está presente en nuestro país. Josep Roca y El Bulli fueron de los primeros en incorporar el invento. En Madrid, el restaurante Coque apostó en 2005 por el formato electrónico para ofrecer sus más de 700 referencias.

Carta de vinos digital

Más que una carta de vinos, una experiencia sensorial que añade valor

Hay muchas formas de crear una carta de vinos. Puedes enfocarte en la zona geográfica o gastronómica, el tipo de vino, el grado de madurez, la bodega, etc. Y también puedes ofrecer una aplicación hecha a medida en una tableta.

Eso sí, sin ánimo de abrumar al cliente con centenares de datos y otros recursos multimedia, y siempre priorizando la selección de vinos. Lo bueno si breve… Las posibilidades que ofrecen estas herramientas para crear una experiencia visual y sensorial que ayuden al cliente a tomar la decisión son infinitas. Decidir cómo contar la historia de los vinos que cada restaurante ha seleccionado y seducir al cliente es todo un reto creativo.

Dispositivo digital vs. papel

Sin duda, las ventajas del dispositivo digital son muchas: comodidad, higiene, de fácil actualización, ahorro de impresión, durabilidad, etc. La ayuda que puede brindar al cliente para resolver ágilmente la elección es más que relevante.

También es verdad que la labor que exige documentar y digitalizar la información es considerable. Pero sin duda forma parte del proceso de transformación digital que estamos viviendo ¡Y hay mucho trabajo por delante!

Licenciado en Biología y Enología, me dedico al asesoramiento integral a bodegas, analizando y proponiendo mejoras de sus vinos y crianzas, así como asesoramiento a restaurantes en el diseño de carta, gestión de stocks de vinos, maridajes, realización de eventos gastronómicos. ¿Quieres saber más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *