Marqués de Rodil, un elegante palo cortado

Premier

Término frecuentemente empleado para la adquisición de un vino antes de ponerse en el mercado. Pues sí amigos, ese término me viene perfecto como introducción para hablaros de un vino que pude catar en primicia, en “premier” o “en avanzada”.

Marqués de RodilMarques de Rodil es un Palo Cortado, un tipo de vino muy de moda hoy día, elaborado por una de las bodegas jerezanas de siempre, Bodegas Hidalgo, una de las pioneras en poner precios coherentes con la calidad de “lo que va dentro”, vinos de elevada categoría que merecen ser respetados.

Preestreno de cine

Privilegiado, al igual que al que invitan a un preestreno de una buena película en el cine. Así me siento yo, y agradecido, pero a la vez, con cierto respeto, ya que ahora tengo la obligación de contaros de qué va esta película, contaros mi crítica, y eso da reparo, ya que pienso que cada uno es quien debe crear la suya propia una vez la haya visto, sin tener prejuicios previos ¿Cuántas veces hemos ido a ver una película recomendada por cierto crítico y nos ha parecido infumable, o al revés? Pues yo no quiero caer en eso, aunque unas mínimas nociones si que os comentaré ¡Si no, dejaríais de leer vinacrucis!

Soleras en “barbecho”

Palo cortado Marqués de RodilMe hubiera encantado poneros a todos los dientes largos ya que lo pude probar un par de días antes de Nochebuena, pero había que ser respetuoso ya que no se habían puesto a la venta aún las apenas 600 botellas elaboradas.

Para esta primera saca han tenido que pasar varios años sin extraer ni un solo litro (aparte de lo que hayan consumido seres celestiales alados) para dejar las soleras con el tiempo adecuado de crianza oxidativa.

¿La edad importa?

A veces le damos demasiada importancia a la edad del vino, al tiempo de permanencia en las botas, pero cuando te encuentras con un vino que puede tener unos 15-20 años (¡que ya está bien!) con una nariz potente, equilibrada en matices de oxidación con presencia también de la flor de su etapa biológica, se agradece. A veces en vinos muy viejos cuesta encontrar dichos recuerdos de la flor. Mi opinión es que tiene que haber de todo: jóvenes, adolescentes, maduros y más maduros, y para todos los públicos y bolsillos.

Elegante

Pues así es este Marqués de Rodil, de un color cobrizo ambarino atractivo, brillante, pero si tuviera que decir una palabra resumen del vino sería elegante, el alcohol no destaca pese a sus 18,50 grados, en la línea de los productos de Hidalgo. En boca, suave paladar, amplio y longevo, no eterno, para disfrutar de él con más ingestas sin que haya efecto “anestésico” en el paladar y sí potencia retronasal.

Mi opinión importa poco, catarlo y ya me diréis,

¡Salud!

Licenciado en Biología y Enología, me dedico al asesoramiento integral a bodegas, analizando y proponiendo mejoras de sus vinos y crianzas, así como asesoramiento a restaurantes en el diseño de carta, gestión de stocks de vinos, maridajes, realización de eventos gastronómicos. ¿Quieres saber más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *